El Instituto Frenopático fue fundado en 1880 por los doctores Rafael Herrera Vegas, Felipe Solá y Eduardo M. Pérez, siendo la primer clínica psiquiátrica privada de la Argentina.

Ubicado originalmente en el barrio de Barracas, la continuación al sur de la autopista 9 de Julio, provocó que el mismo fuese reubicado en 1981 en una zona estratégica de la Capital, construyéndose un nuevo edificio de tres plantas sobre un terreno de 2800m2 en moderno diseño "tipo torre baja" respondiendo a las actuales tendencias hospitalarias.

Con 125 años al servicio de la salud mental, avanzando siempre a la velocidad de la ciencia y priorizando siempre la atención integral del paciente goza de una reconocida trayectoria en el ámbito de la psiquiatría con trascendencia internacional.

Al ser la primera institución psiquiátrica privada del país, su larga experiencia y su prestigioso equipo de médicos garantizan la calidad del diagnóstico y del tratamiento ofrecido.

A la comodidad de su ubicación (se encuentra en pleno centro de la Capital Federal) se le suma un entorno excepcional: un jardín parquizado de 720 m2, ideal para los pacientes. Todas sus habitaciones son simples o dobles, y cuentan con ventanas al exterior, lo que garantiza un máximo de privacidad para todos los pacientes. Las guardias permanentes a cargo de personal especializado brindan protección y seguridad.

Los aranceles, si bien acordes a la calidad del instituto, son accesibles, y reducidos con respecto a la competencia.

A sus prestaciones de emergencias e internación psiquiátrica se suman en la actualidad los servicios de Hospital de Día y Consultorios Externos pudiendo extender la calidad de su servicio asistencial a los requerimientos de las necesidades particulares de cada paciente.